¿Es la primera vez que vuelas? Cosas básicas sobre volar

By mayo 16, 2014TCP

¿Es la primera vez que vuelas? Cosas básicas sobre volar que habíamos olvidado o no sabíamos.


El otro día estuve hablando con una amiga que en unos meses vuela a París (¡Hola Rebeca!). La pobre estaba hecha un manojo de nervios. El la primera vez que vuela sola y no sabía muy bien qué hacer. Tras ayudarla se me ocurrió escribir este post:

COSAS BÁSICAS SOBRE VOLAR  QUE HABÍAMOS OLVIDADO (o no sabíamos)

Facturar, embarcar, llegadas, salidas, líquidos… Parece que son cosas que tenemos asimiladas pero no nos viene mal recordar cuáles son las pautas a la hora de volar.

Pongámonos en situación: Imaginemos que volamos a Dublín, por poner un destino, y nuestro vuelo sale un 24 de Enero a las 18:00.

Días antes de volar, tenemos que leer las instrucciones que la compañía aérea nos mandará en un correo electrónico. En ellas se especifican distintos aspectos, a saber:

  1. El número de reserva, la fecha y hora de salida.
  2. Restricciones de tamaño y peso tanto del equipaje facturado (si hubiese) y del equipaje de mano. También algunas compañías incluyen un listado de artículos prohibidos a bordo.
  3. Tiempos de facturación y embarque: Aquí la compañía nos informa de a qué hora cierran los mostradores de facturación y las puertas de embarque.
  4. Documentos de identidad que se aceptan: DNI/Pasaporte/Carnet de conducir. Si no estamos seguros de qué documento se permite o no, lo mejor es contactar con la compañía o también podemos acercarnos a la comisaría más cercana a preguntar.
  5. Instrucciones a seguir por aquellos pasajeros que requieran de asistencia especial (Por ejemplo, pasajeros con movilidad reducida o UM’s)

miedo a volar

Bueno, pues ya tenemos nuestro mail leído y las maletas hechas (respetando las medidas que la compañía exige).  Ahora el siguiente paso es la tarjeta de embarque. Dependiendo de la compañía hay que seguir distintos pasos:

  1. Si la compañía nos exige llevar la tarjeta de embarque impresa entonces tendremos que hacerlo desde casa, lógicamente. Para ello, iremos a la página web de la compañía y buscaremos la opción de “Facturación en línea /Online check-in”. Introducimos los datos básicos que nos identifican como pasajeros y seguimos las instrucciones. Finalmente imprimimos la tarjeta de embarque.
  2. La compañía nos proporciona la tarjeta de embarque. Lo único que hay que hacer es dirigirse al mostrador de facturación, entregar nuestros datos y el amable agente de facturación nos proporcionará la tarjeta de embarque.

¡Nivel 2 superado! En el siguiente paso también hay dos opciones. En el primer caso, si no tenemos equipaje para facturar, es decir, el equipaje que va en bodega, lo único que hay que hacer es ir directamente al control de seguridad.
Si tenemos equipaje para facturar entonces nos dirigimos al mostrador de facturación. A veces, esta información aparece en la pantalla como “Baggage Drop”. Recordad que la maleta facturada depende de la compañía. A veces va incluida en el precio del billete y a veces hay que pagar por ella.

Bueno, ahora llega el estresante momento de cruzar la zona de seguridad. Aquí nos pedirán la tarjeta de embarque para verificar que volamos ese día y después nos pedirán que pongamos en una bandeja todo aquello susceptible a pitar en el arco (relojes, móviles, llaves, etc.). También deberemos poner en otra bandeja el abrigo, bolso y bolsa con líquidos. Los equipos electrónicos como el ordenador o iPad, estarán siempre fuera de sus fundas y en una bandeja a parte.
En cuanto a los líquidos, recordad que como máximo podemos transportar 1L en envases de 1ooml. Las bandejitas, junto a nuestra maleta  pasarán por un escáner para asegurarse de que nadie pasa con artículos prohibidos o peligrosos.

Ya hemos pasado el control de seguridad, y ahora el siguiente paso es buscar la puerta de embarque. Justo después del control de seguridad encontraremos unas pantallas en las que se nos indican los vuelos que salen en una franja horaria y la puerta de embarque asignada. Una vez localizado nuestro vuelo, nos dirigiremos a la puerta de embarque que nos han asignado. En los vuelos nacionales/Schengen no tendremos que pasar control de pasaportes, sin embargo en aquellos que tienen destino fuera de la zona Schengen sí tendremos que pasar por una control policial de pasaportes.

1024x680_Facturacion Business

Como recomendación, y os lo recomiendo de forma encarecida, aseguraos de que llegáis a tiempo a la puerta de embarque. No os entretengáis en el duty free o en las cafeterías. Las compañías establecen a qué hora se cierra la puerta de embarque (normalmente entre 20-30 minutos antes de la salida del vuelo). Si nuestro vuelo sale a las 18:00 y la puerta se cierra a las 17:30 tendremos que llegar antes de esa hora. Si llegamos, por ejemplo, a las 17:40 ya podéis llorar y patalear lo que queráis que veréis el avión salir sin vosotros. Yo personalmente lo que hago es ir hasta la puerta de embarque para asegurarme de dónde está y de que no la hayan cambiado desde que lo verifiqué en las pantallas informativas. Luego miro mi reloj y si tengo tiempo pues ya me paseo por el duty free, y si no tengo tiempo me quedo sentadito hasta que empieza el embarque.

IMPORTANTE: Estad atentos a los avisos por megafonia y a las pantallas. Hay aeropuertos que avisan de las puertas de embarque por megafonia, pero en cambio hay otros muchos que no lo avisan. En las pantallas veremos si el vuelo ha sido retrasado, cancelado o por el contrario si se ha cambiado la puerta de embarque. ES RESPONSABILIDAD DEL PASAJERO.

A la hora del embarque, nos pondremos en fila para acceder al avión. Un agente de handling chequeará la tarjeta de embarque y la documentación, mientras que otro comprobará que el equipaje de mano cumple las medidas indicadas por la compañía.
El embarque puede ser en remoto o por pasarela. Si se trata de un embarque en remoto, un autobús “jardinera” nos recogerá y nos dejará a pie de avión y accederemos a él con escalera.
Si el embarque es a través de finger o pasarela, accederemos directamente al avión desde la puerta de embarque.
Una vez a bordo el sobrecargo nos pedirá la tarjeta de embarque para asegurarse de que no nos hemos equivocado de vuelo. Buscamos entonces nuestro asiento, colocamos nuestro equipaje en los compartimentos superiores o debajo del asiento y nos sentamos. A partir de aquí seguimos las instrucciones de la tripulación de cabina e instantes después estaremos surcando las nubes.

¡Felices vuelos a todos!
Img: Prensa Iberia.com
Img: Lali Masriera
Img portada: Loren Sztajer

Leave a Reply